sábado, 24 de diciembre de 2016

Vestirse para la montaña invernal | Senderismo - Alpinismo








Vestirnos para la montaña invernal

Senderismo | Alpinismo



Comenzando la época invernal, muchos aparcan el senderismo, a veces por pereza y otras porque el invierno a diferencia de otras épocas del año, si requiere de un material de vestimenta más adecuado a las inclemencias del tiempo, muchos llevan años saliendo a la montaña en invierno, pero otros muchos será su primer invierno, surgiéndoles la duda de cómo vestirse para afrontar rutas de senderismo, bajo unas condiciones mínimas de seguridad, montaña donde podemos tener nieve y condiciones meteorológicas adversas. No pretendo descubrir nada, solo recordar a unos, y aportar a otros, los datos básicos adquiridos con los años de montaña, para no se tenga una mala experiencia con “el que llevar o ponerse”, en estas primeras rutas, donde es parte de la clave del éxito de un agradable paseo por la montaña y no tener que estar más pendiente del frío, que de las propias sensaciones de los lugares que vayamos recorriendo. Toda la vestimenta que aporto en la publicación es masculina, mas que nada porque es la que uso, pero esas prendas no es lo importante, sino el concepto y el concepto no tiene sexo.

Nuestra temperatura corporal suele encontrarse entre 36.6º y los 37º, lo cual no significa que todo el mundo tenga esta, aun siendo lo normal, puesto que puede variar por infinidad de factores, como alimentación, situaciones de estrés, edad, etc.. con la vestimenta vamos a tratar que la temperatura se encuentre entre los niveles aceptables para el cuerpo humano, en invierno con las bajas temperaturas en las montañas, es cuando más factible es posible perder temperatura, con actividad se llega a generar hasta 4 veces más calor que en reposo.

La ropa y el material que nos vamos a poner, incluso cualquier tipo de prenda, sea o no de montaña, no da calor, el calor lo generamos nosotros y las prendas a usar lo que tienen que hacer es impedir que se marche el calor por completo dejándonos fríos, una vez aclarado este punto entremos en materia.


Que ponernos para la Montaña Invernal
Senderismo | Alpinismo




CABEZA Y MANOS:
La cabeza y el cuello, son las partes mas sensibles al cambio de temperatura, por lo que si no se protegen adecuadamente, como cualquier parte que no se proteja, se pierde un buen porcentaje de nuestro calor corporal, por lo que es importante al igual que otras partes del cuerpo protegerlo, para que os hagáis una idea, si llevamos la cabeza sin cubrir con algún gorro y en algún momento comenzamos a tener frío, sencillamente poniéndonos un gorro a ser posible de poliéster polartec, notaremos como el frío comienza a desaparecer, ya que estamos evitando la salida masiva de calor por la cabeza, pudiéndose llevar para otras partes del cuerpo, por lo tanto con este ejemplo tan descriptivo os queremos hacer notar la importancia de siempre llevar un gorro para la cabeza y como complemento y extensión de ella, también la recomendación de llevar la típica braga para el cuello, para mí las mas manejables y adaptables son las que son solo poliéster finas, las gruesas de polartec pronto sobrará, a no ser que el viento sea mantenido en todo el trayecto de la ruta que hagáis, o el frío sea extremo, con lo cual no sobrará nunca nada de lo que llevemos puesto.

Las manos, es otra de las partes sensibles del cuerpo, como suele ocurrir con los pies, cuando el cuerpo en general tiene frío, los recursos del calor se los dará a los órganos vitales del cuerpo, robando calor a los no considerados vitales, como los dedos de las manos y de los pies, por lo que tendremos que tener cuidado de protegerlos bien, además a veces cuando has cogido frío en las manos, cuesta bastante que el calor vuelva, por lo tanto desde el principio mejor prevenir que curar. Guantes hay de muchos tipos y para todos los gustos, pero yo me enfocaría en los tres tipos mas usados, sencillo de poliéster y elastán para una temperatura de entre 0º y 5º, son los mas usados cuando estas en movimiento, otros algo mas robustos de travesía con tejido principal de Poliéster,Poliuretano y Poliamida soportando entre 0º y -4º, bajo condiciones de posibilidad de lluvia o nieve mejor usar guantes con membrana impermeable y con tejido principal de poliamida y elastán, estos pueden soportar entre -10º y -17º, en todos los casos el tejido interior si es posible de poliéster. Tampoco debemos profundizar mucho mas en los detalles de tipos de guantes, no fallará si cuando vayáis a una tienda a comprarlos, preguntéis a los dependientes, por los guantes que os recomiendan para la actividad de senderismo y bajo las condiciones climáticas que le digáis.

Los ojos, expuestos al frío, a la nieve y al viento, es importante su protección, en la nieve se refleja entre un 75% y 80% de los rayos UV, con el viento y el frío, al descubierto se pondrán los ojos llorosos, entorpeciendo la visión, por lo tanto estamos ante uno factor mas a tener en cuenta y no olvidar, las recomendaciones suelen ser usar gafas de sol con lentes de cristal u orgánicas, ya que las de plástico dejan pasar los rayos UV, además de a la larga molestias oculares, dolor de cabeza, y no suelen eliminar los reflejos de algunos ángulos de la superficie de la nieve. Adicional a este tipo de gafas, siempre es recomendable en esta época invernal, llevar en la mochila gafas de ventisca, suelen ser suficiente con las de tipo para esquiar, que tengan protección contra el sol, y ha ser posible que no se empañen, algunas disponen de transpiradores superiores, otras los cristales están impregnados en sustancias antivaho, fijarse que estén homologadas CE.


Vestirse, montaña invernal


TRONCO:
Se recomienda usar el denominado sistema de capas. Es el tipo sistema de las cebollas, una capa sobre otra capa, ahora bien, esto no cumpliría su función si nos las pusiéramos sin tener en cuenta que es lo que nos estamos poniendo y de que materiales están hechos, aquí es donde entra en acción el detalle más importante para poder cumplir correctamente este sistema. Nuestro cuerpo regula con la transpiración, ósea con la sudoración, es la función primordial que el cuerpo realiza para regular su temperatura, no es algo que se pueda controlar, ya que de eso se ocupa el sistema nervioso. Con la ropa que usemos su finalidad es la de que nuestro torso o cualquier otra parte del cuerpo permanezca seco y no se empape en nuestro propio sudor causando frío, con la consecuente bajada de temperatura corporal. Recordar que este sistema está ideado secuencialmente, por lo tanto significa que si comenzamos a tener calor con lo puesto, lo normal suele ser ir quitándose prendas desde el exterior hacia el interior, nunca al revés. | Si alguien es excesivamente friolero y pudiera necesitar mas ropa en el torso, la capa que podemos duplicar, sin estropear la secuencia del sistema de tres capas, sería la Segunda capa, y en este caso cuando se comience a tener calor lo primero a quitarse sería esta duplicidad.



Primera Capa.- Camiseta térmica - objetivo: expulsar el sudor y que no lo absorba, manteniendo seca la piel.
La confección de la camiseta térmica a base de tejidos sintéticos, conseguimos que el sudor lo traspase pero no lo absorba, y además mantenga algo de calor generado por nuestro cuerpo, respecto al grosor, recomiendo finas, elásticas y con las menos costuras posibles, que se ciñan a nuestro torso sin apretar, básicamente para que cumplan el efecto de segunda piel, algunas incluso incorporan hilo de plata para evitar acumulación de bacterias y malos olores, con lo cual un plus adicional.


Las fibras sintéticas que más favorecen la expulsión del sudor y mantenimiento de calor son las fibras huecas circulares, tampoco hay que quebrarse mucho la cabeza con estos tecnicismos, normalmente con un porcentaje superior a 90% de poliéster (el más común de los sintéticos) y entre un 4% y un 8% de elastano o licra, estaríamos ante la prenda que buscamos como primera capa. Bajo las condiciones especificadas arriba, podemos encontrarlas en el mercado desde 10€ hasta 120€, cual es la diferencia, pues quizás la fibra hueca, unos la tienen y otros no, la rapidez de transpiración, secado rápido o más lento, el desgaste formando bolillas con los lavados, etc.. por eso quizás para iniciarse con las baratas es suficiente, las más caras suelen usar poliéster como el polartec con tecnología avanzada combinando con lycra, naylon, rayon, etc.. convirtiendolas en prendas de alta gama, y normalmente esto va parejo a las top marcas, con lo que también pagas la marca.





Segunda Capa.- Polar - objetivo: retener el calor que genera nuestro cuerpo y favorecer la evacuación del sudor procedente de la primera capa, lo que se denomina aislamiento térmico.
Lo más estándar para esta capa, son los conocidos forros polares, recomiendo que sean ligeros, para que en caso de no necesitarlo pueda llevarse en la mochila, además de ser lo más cómodos, normalmente son realizados en fibras sintéticas concretamente poliéster, tenemos diversos gramajes de espesor desde 200, 300 y hasta 450 g/m² de densidad, personalmente superior a 300 gr aun teniéndolo, he descubierto que después de años saliendo en invierno a la sierra, no le doy uso, por lo tanto, nos centraremos en los ligeros y medios.
Podemos no complicarnos la vida y comprando un polar estándar fino 200 g/ m² y otro medio entre 250 a 300 g/ m², ya estaríamos cubiertos para esta capa, pero si queremos algo más de detalle y rebuscar más buscando algo más de prestaciones especiales, tenemos que fijarnos en el punto de poliéster, cuyo RET (Resistencia Textil a la Evaporación) esté entre 6 y 13, lo que nos indicará que tiene una buena transpirabilidad para actividades de media intensidad, como el senderismo, por debajo es más transpirable pero no enfocado a este deporte, y por encima transpira pero no lo suficiente para lo que queremos. Ojo ¡! a veces los fabricante indican el RET de una de las partes de la prenda, por ejemplo bajo los brazos, o en la espalda, esto no es suficiente indicativo, el dato importante es el RET de la parte principal de la prenda. En cuanto al tipo de poliéster, es otra de las variaciones, cuando solo pone poliéster, se está refiriendo al básico, sin condiciones extras, más que las propias de la fibra, que ya son buenas, pero si además queremos prestaciones extras, nos iríamos a buscar el más codiciado por sus características, el polartec que sin combinar ya mejora prestaciones, pero si además lo combinan con Nylón y Elastano el súmmum. Precios de polares, son tan dispares como los mas baratos por 10 € hasta los mas prestigiosos en marcas por 140 €.



Tercera Capa.- Chaqueta - objetivo: evitar que el agua y el viento atraviese el tejido, permitiendo la evacuación de sudoración
Casi nada, de ahí que os podáis imaginar que suele ser la prenda más cara de todo el material que nos pongamos en la montaña, aun así siempre hay un roto para un descosido, y podemos conseguir prendas con estas características a precios módicos. Suele ser una capa que normalmente sino llueve o el viento arrecia con fuerza, solo se suele poner en los arranques de las rutas, teniendo en cuenta que salimos de un vehículo a veintitantos grados y chocamos al dejarlo con temperaturas de casi 20º menos de lo que estábamos, por lo tanto todo lo que nos pongamos bienvenido será. Ahora bien en cuanto andemos unos pocos kilómetros el cuerpo se ocupa de empezar a evaporar sudor y empiezan a sobrar prendas, por supuesto la primera que debemos quitarnos, es la última en ponernos, la chaqueta de membrana.

Dicen los entendidos, y lo puedo corroborar, que es una prenda que solo suele ser necesaria un 10% de las veces que salimos a la montaña, mientras que la térmica y el polar suele ser necesario el 90% de las veces, lo cual no significa que no haya que llevarla siempre en invierno, aunque sea en la mochila, un chaparrón inesperado, o un levantamiento brusco de frío puede ocurrir en cualquier momento de la travesía. Estas chaquetas también la solemos llamar el tres capas, no porque necesariamente tengan tres capas reales, sino por sus tres características, impermeables, transpirables y cortavientos, el éxito de esta capa y de ahí su alto precio es combinar materiales para conseguir los tres efectos, en ningún caso puede ser al 100 %, ya que si algo fuera al 100% impermeable no podría transpirar y viceversa, por lo que se intenta buscar el mejor punto de equilibrio en los materiales para conseguir el efecto que queremos. Existen muchas membranas que cumplen estas características en el mercado, de las más conocidas, pero de las más caras tenemos al Gore-Tex o a eVent, por contrapartida tenemos y de las no con tanto nombre pero que cumplen la finalidad básica como la membrana de Sympatex, certificada por Novadry, exclusiva de Que_chua, estas últimas desde 80 €, mientras que las de alta gama pueden llegar a 750 €, las diferencias, sería un artículo entero solo para hablar de ello, aquí no vamos a entrar en tanto detalle, solo deciros que los principios básicos del objetivo de esta capa, la cumplen todas, desde las baratas hasta las caras, ya cada uno sabrá su economía y lo que la va a usar, siendo lo que marcará cual adquirir.

Otro parámetro es la capacidad de resistencia a la lluvia, se considera impermeable si aguanta una presión de X mm de columna de agua, los test dicen que a partir de 2.500 mm comienza a considerarse impermeables, pero por mi comprobación y uso de estos materiales, yo no cogería ninguna inferior a 10.000 mm, desde esta resistencia en adelante, ya podemos estar tranquilos ante un chaparrón de una hora, mientras más alto sea el valor de aguante de una columna de agua, más tiempo podremos aguantar bajo la lluvia sin que penetre por la prenda.

Yo personalmente para senderismo e iniciarnos en la montaña, con las baratas sería suficiente, al igual que con el resto de materiales, conforme vayamos avanzando en este mundo de la montaña, por inercia iremos adquiriendo cada vez productos superiores y con mayores prestaciones, no hay que tener prisa, nosotros podremos marcharnos, pero las montañas seguirán ahí.


Vestirse para la montaña invernal



PIERNAS:
Por experiencia os aseguro que llevando bien abrigado el tronco y la cabeza es bastante difícil que pasemos frío en las piernas, así que no voy a perder el tiempo en intentar explicaros el sistema de las tres capas para estas extremidades, puesto que yo no lo aplico, me es suficiente con un buen pantalón de invierno. Aquí y para esta prenda, si es importante prestar atención y el día anterior a una salida, asegurarse de saber que tiempo se prevé para la zona por la que queremos transitar o hacer una ruta, porque dependiendo de si da posibilidad de lluvia o no, usaremos unos pantalones u otros. Aunque a costa de cargar la mochila, siempre tenemos una alternativa fácil como es echar unos sobre-pantalones impermeables, que suelen ser muy delgados y finos, yo no me iría a alta gama, los hay baratos y sencillos, que cumplen a las mil maravillas esta función, eso si, que tenga cremalleras laterales completas para poderselos quitar y poner sin necesidad de sacarse las botas.

A lo que íbamos independientemente de esta alternativa, que no es ninguna tontería, tenemos los pantalones invernales repelentes de agua, y los pantalones invernales de membrana, los primeros para usarlos si el tiempo no prevé lluvia y la travesía no es excesivamente larga, que podamos cambiar en exceso de zona, y no tenerlo previsto y nos caiga un chaparrón, y los segundos si da nevadas o posibilidad de lluvia, al ser de membrana al igual que las chaquetas, tienen la característica de ser impermeables a la que transpiran y suelen ser muy buenos cortavientos, en cuanto a la transpiración y al cortavientos ambos tipos de pantalones suelen serlo, de ahí que solo el factor lluvia o nieve sea el que decida cual de ellos ponernos, otro factor a prestar atención en todos los casos es que dispongan de cremalleras laterales de aireación, ademas suele ser muy útil, en los bajos abertura con cremallera y polainas integradas, sino dispusiera de estas y nuestra intención es patear bastante por la nieve, sería interesante hacerse con unas polainas externas. Los precios de este tipo de pantalones, oscilan entre los 50 € para los de sin membrana y los 150 € con membrana.




Ropa de invierno para montaña


PIES:
Elegir unas botas y unos calcetines adecuados a la actividad que vamos a hacer, es tan importante o más, que todo el resto de material que llevamos en el resto del cuerpo, y más teniendo en cuenta que es la herramienta vital que nos permitirá avanzar en nuestra travesía por la montaña. Me centraré en lo que uso y recomiendo, botas de media caña o caña alta que cubran totalmente el tobillo, dentro de este tipo de botas, podemos encontrar muchos modelos, clases, marcas y características, como estamos hablando en época invernal, senderismo y alpinismo, nos centramos en lo básico de los tres tipos estandar que tenemos en el mercando.

Botas flexibles, caña alta y con material de cordura, se pueden usar durante todo el año, pero las de alta calidad no tendremos problemas en usarlas en invierno, incluso pisando nieve, el agarre del tobillo es uno de los factores más importantes, estas son más usadas cuando los senderos por los que transitemos no tengan excesivas rocas o piedras, la comodidad y flexibilidad es uno de sus pro. (precios entre 100 € y 180 €)
Botas semi-rígidas, están más enfocadas al senderismo por zonas pedregosas o con nieve espesa, tienen mayor protección de los pies y los tobillos que las flexibles, la suela tal como indica su nombre es semirrígida y por lo tanto permite cierto grado de torsión, pero poco, esto es importante porque al andar y pisar sobre rocas o nieve el pie sufrirá menos, como contrapartida suele ser un calzado más pesado que el flexible, pero una vez te acostumbras es una gozada. (precios entre 220 € y 300 €)
Botas rígidas, en muchos casos es la bota necesaria en alpinismo, aunque otras con una semirrígida es suficiente, en cualquier caso, que sepamos de su existencia y sus características, al tener la suela totalmente rígida son ideales para la seguridad con crampones. (precios entre 260 € y 400 €)

Los tres tipos de botas, siempre me he fijado que cumplan varias características que me parecen importantes, sobre todo si vas a mantener las salidas a la montaña y no vas a hacer una salida esporádica y a olvidarte del monte. La membrana de la bota a ser posible Gore-Tex, por la confianza que me da en su transpirabilidad y impermeabilidad, la suela a ser posible de Vibram, tienen buena amortiguación y transpiración, punteras siempre reforzadas y si es posible también los laterales, siempre existen golpeos no controlados sobre rocas o piedras, si llevan zonas con Kevlar mejor es un material muy resistente y la caña que siempre esté por encima de mis tobillos y tenga unas buenas almohadillas protectoras, el resto quizás ya es estética y menos importante. Aunque esta sea mi recomendación, no significa que no tengamos en el mercando más membranas, más tipos de suelas o más tipos de materiales tan buenos como estos. ¿Que botas comprar? dependerá de nuestras intenciones, pero si son nuestros primeros pasos en la montaña invernal, sin dudas comenzaría con unas flexibles buenas, con las características expuestas arriba. Si nos queremos adentrar mas en la montaña alpina, por calidad precio me iría directo a las semi-rigidas al ser poco dinero mas y las prestaciones muy superiores, eso si, estas tendremos que hacer algunas pequeñas rutas, para ir adaptándolas al pie y no intentar rutas superiores a 10 km como primeras rutas, por las posibles ampollas o molestias en los pies, son botas que normalmente hay que domar.

Elegir unos calcetines, estamos en la recta final y no queremos que se nos estropee una bonita ruta por usar unos calcetines inadecuados, por lo que prestemos atención a algo tan simple como elegir unos calcetines, tenemos infinitos e infinitas clases, y como no se trata de una clase de fibras, tejidos y demás, vamos al grano, en invierno lo mejor que he usado son calcetines de thermolite, compuesto de fibras huecas con gran calidez y poco peso, expulsan el vapor del sudor magníficamente y mantienen el pie seco, por lo tanto el calor ahí se queda, esto es lo que se busca en invierno.

Básicamente el tic de la cuestión está en fijarse en las siguientes características: que indique en algún lugar, suele ser en grande, que sean para “Outdoor&Mountaineering”, una vez localizados estos, aquí tenéis una composición que me gusta para los calcetines que buscamos, aunque puede haber variaciones, lo importante es que no baje del 70% el Thermolite, ni del 8% la Lycra o Elastano. Con estas características los precios pueden estar entre 15 € y 25 €
        • Poliester Thermolite®: 75%
        • Nylon: 15%
        • Elastan Lycra®: 10%




Que ponerse en invierno Montaña senderismo



Cualquier duda o pregunta de lo aquí expuesto, no dudéis y hacer uso de los comentarios para preguntar, se intentara responder a todos en base a nuestro conocimiento y experiencia.















Ir al Inicio de PAGINA     |     Ir a Home/Contacto
Toda la información publicada en estas paginas son propiedad de Antonio Fdz. Cortes - k2delaskumbres, prohibida la reproducción total ó parcial sin autorización, sujeto a derechos de autor.




2 comentarios:

  1. Soy un seguidor vuestro de wiki, he llegado a este blog, por casualidad, pero me alegro haberlo descubierto, un estupendo proyecto, y este articulo me ha servido de mucho, me gustaría hacerte una pregunta, sobre las térmicas, leí algo sobre las que son de lana merina y parecían una opción muy buena, de hecho estaba a punto de comprarme una, pero después de leer esto, no comentas nada sobre ellas, me gustaría saber tu opinión, porque me has dejado con la duda. gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juanjo,
      Respecto a tu pregunta, cierto que no he mencionado las camisetas térmicas de lana o lana merina, si fuera por mis ideas, desde luego que preferiría una fibra natural a una sintética, de echo tengo alguna térmica de lana, pero mi experiencia con las de la lana que tengo concretamente, (desconozco otras marcas), hay dos factores, que hace, que para el senderismo y alpinismo con largos recorridos no las recomiende, en mi caso particular, mantienen demasiado el calor y aunque absorben bien el vapor de sudor, luego no evapora con la rapidez deseada, pudiendo llegar a colapsar mojándote. Como excepción en el alpinismo, cuando ya estás en los canales a realizar, si has tenido una apróximación corta y la temperatura aun siendo baja es soleada, si, he llegado a usar las térmicas de lana merina, (normalmente mezcladas con elastan y poliéster en menor medida) como única capa, y me han ido magníficamente, lo cual no puedo extraporlarlo a todas las circunstancias.

      También para dar un paseo en familia de varios kilómetros con bajas temperaturas por la sierra, te diría que adelante, porque con varias horas de caminata cumplirá tan bien o mejor la función de segunda piel que las sintéticas, pero para largas caminatas mi experiencia dice que prefiero las de polyester, además el mercado ofrece poca variedad en lanas y mucha en poliester.

      Me alegro que hayas llegado a estas publicaciones, y gracias por tu seguimiento, por favor cualquier otra pregunta no dudes en comentarla aquí, que intentaré ayudar.
      Saludos

      Eliminar